fbpx
Kundalini Yoga
la más poderosa de todas las yogas, al alcance de tu mano
CENTRO DE YOGA
¡Gratis!
asiste a una clase muestra
CENTRO DE YOGA

Tips de meditación: Cuando la mente vaga

Cuando la mente vagaMeditación para principiantes
¿Siempre que tratas de meditar tu mente vaga?
Sí, la mía también. Eso es lo que hace. La mente es buena para pensar pensamientos, lo cual es fantástico cuando estás tratando de organizar juntas, o planear un viaje. No es muy grandioso cuando tratas de meditar. Es maravilloso cuan fácil es dar completa atención al internet o a la TV, qué tan difícil es sentarse a meditar por 15 minutos. Los maestros de meditación han ofrecido muchos consejo y trucos para ayudarnos a mantener nuestro enfoque cuando nuestra mente comienza a vagar. Aquí hay algunos que me han funcionado a mí.



Concéntrate en el objeto de tu meditación.

Si estás haciendo una meditación con mantra, concéntrate en el mantra. Si estás observando tu respiración, respira más lentamente. Podrías notar que cuando tu mente comienza a vagar, tu voz se vuelve más baja o tu respiración se vuelve más superficial. Una buena forma de traerte a ti mismo de regreso es dar toda tu atención al objeto de tu meditación. Canta desde tu corazón en buena voz alta, nota los movimientos de tu boca y el sonido de las palabras. Si estás enfocándote en tu respiración, siente la sensación cuando entra a tu cuerpo. Nota la forma en que tu pecho y abdomen se sienten cuando el aire entra a tus pulmones. Hacerlo verdaderamente te ayudará a romper el hechizo de soñar despierto y regresarte a la meditación.

Refina tu postura
Igual que nuestra respiración y mantras minimizan cuando estamos distraídos, las posiciones de nuestro cuerpo pueden hacer lo mismo. Algunas veces es solo un ligero ajuste, tal vez una ligera disminución la posición de las manos (mudra) o un ligero colapso de tu pecho. Trae tu atención a tu cuerpo. Siente tu conexión con el piso en tu tapete de yoga, nota la posición de tus manos, y el levantamiento de tu pecho. Ocasionalmente lleva tu atención a tu cuerpo y refina todo lo que parezca que está desvaneciendo.

Intención
Los budistas frecuentemente ofrecen algún mérito adquirido en su práctica en beneficio de todos los seres. En otras escuelas de meditación, es común establecer una intención para tu práctica de meditación. Esa intención puede ser algo personal, un deseo para otra persona, o una esperanza para el mundo. Tener una intención puede ser un motivador poderoso para mantener a tu mente regresando una y otra vez. También puede ser de gran ayuda tener un recordatorio visual de tu intención en tu espacio de meditación, tal vez una foto o cualquier otro objeto significativo. Pasar un momento observando el objeto al principio y al final de tu práctica puede ser muy poderoso.

Sé curioso
Frustrarte cuando la mente comienza a vagar es normal. Nuestro ego quiere “hacerlo bien”. Pero no te reproches cuando te des cuenta de que has estado haciendo una lista de compra en lugar de concentrarte en tu mantra. En lugar de eso, puedes tomar una actitud de interés y curiosidad a la forma en que la mente trabaja. ¿Hay cierto tipo de pensamientos que son más eficientes para alejarte de tu meditación? ¿Cómo se siente tu cuerpo cuando tu mente se va y cómo se siente cuando estás totalmente presente? Trata de mantenerte enfocado en tu mantra o respiración durante tu meditación, pero sé conciente de esos problemas.  Más tarde podrías tener más pistas de cómo ayudarte en tu práctica.

Pensamiento positivo
No hay nada “malo” con pensar. Es sólo que algunos tipos de pensamiento son más benéficos que otros durante la meditación. En lugar de decirte a ti mismo que “no pienses” durante la meditación, dile a la mente que piensa las cosas apropiadas. Darle a tu mente un trabajo como enfocarse en el sonido del mantra y sostener tu intención puede anclar la mente en el momento presente. Porque realmente, la meditación se trata de vivir en el momento presente en lugar de preocuparse por el pasado o soñar el futuro. El momento presente es en donde tenemos el poder de crear un cambio en nuestras vidas y en el mundo que nos rodea, y la mente es capaz de ayudarnos si la usamos bien.

 

 

 

Por: Liz McCollum
Fuente: Spirit Voyage
Traducción: Satguru Singh